DESCRIPCIÓN DE ÁREAS PROTEGIDAS DEL SUR DE PETÉN

En el sur de Petén se localizan 9 áreas protegidas de distintos tamaños y categorías pero que constituyen sitios importantes como remanentes de bosques de la región. A continuación una breve descripción de cada una de éstas.

Refugio de Vida Silvestre El Pucté: tiene una extensión de 16,695 ha de los cuales el 31.5% de su superficie está cubierta por humedales con bosque bajo inundable que se ha mantenido relativamente en buen estado de conservación. El refugio es importante productor de agua con numerosos nacimientos que dan origen al arroyo El Pucté. De especial interés es la abundancia de gavilán caracolero en sus riberas.

Parque Nacional El Rosario: es considerada una de las zonas núcleo que mejor se ha conservado a pesar de los acelerados procesos de deforestación en la zona, y representa para el pueblo de Sayaxché un área recreativa importante. Durante la época lluviosa conforma un importante ecosistema de humedales al unirse la Laguna El Rosario con los bosques bajos del valle del río La Pasión.

Monumento Cultural Ceibal:
con una extensión de 1,512 ha se encuentra sobre la ribera oeste del río La Pasión. Ceibal es una isla biológica ya que su zona de influencia se encuentra deforestada. Su mayor importancia radica en la existencia del sitio arqueológico Ceibal, y otros secundarios como El Resbalón adentro del parque, y otros en el área de influencia como El Chorro y El Atonal del período postclásico.

Refugio de Vida Silvestre Petexbatún:
tiene una extensión de 4,044 ha, incluye la Laguna de Petexbatún, el arroyo Petexbatún, el arroyo Aguateca y los humedales adyacentes al este de estos cuerpos de agua, que son un importante refugio de gran cantidad de aves acuáticas, peces, tortugas y cocodrilos.

Monumento Cultural Dos Pilas: es un parque arqueológico que protege 3,120 ha de bosque latifoliado, alto y denso, semejante en composición y estructura al bosque de Aguateca. Gran parte de su importancia radica en la existencia de un sitio arqueológico primario llamado Dos Pilas; dos secundarios, Tamarindito y Arroyo de Piedra; y un sistema de 7 cuevas kársticas con vestigios de uso en la época prehispánica.

Monumento Cultural Aguateca: es un parque arqueológico que protege un bosque alto latifoliado más húmedo que los bosques del norte de Petén, que crece sobre una plataforma kárstica con lomas onduladas y erosionadas en su interior, que alcanzan alturas máximas de 150 m sobre el nivel de la planicie. Dentro se encuentra la ciudad maya de Aguateca del Clásico tardío, y los sitios secundarios de Dos Ceibas y parcialmente afuera el sitio de Nacimiento.

Reserva Biológica San Román: con una extensión de 18,646 ha se encuentra dentro de las cuencas de los Ríos Salinas y San Román, y hace más de una década fue uno de los bloques de bosque más grandes del sur de Petén. Actualmente está muy afectado por la actividad humana, aunque todavía se encuentra evidencia de la presencia de tapir en el área.

Refugio de Vida Silvestre Machaquilá- Xutilhá: tiene una extensión de 102,538 ha y tiene elementos de paisaje únicos como cuevas naturales , sumideros y nacimientos de ríos, sitios arqueológicos, cavernas ceremoniales y ríos importantes como Machaquilá, Poxte, Santa Amelia, Jabalí y Machaquilacito.

Reserva de Biosfera Montañas Mayas: tiene una extensión total de 123,685 ha y contiene elementos de paisaje únicos como cuevas, sumideros y nacimiento de ríos, sitios arqueológicos, siendo Sacul e Ixtontón los de mayor importancia, además de 50 sitios menores, sitios en cavernas, ríos como Mopán y Chiquibul y zona de anidamiento del águila arpía en Nueva Armenia; además de ecosistemas naturales de coníferas.