Englishes-ES
    Set font size to small Set font size to medium Set font size to large
  SEARCH

Nuevos registros de ocurrencia del oso andino (Tremarctos ornatus), en las provincias de Salta y Jujuy en el Noroeste Argentino

J. Fernando Del Moral*

Escuela de Biología, Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Salta.
*Dr. Eduardo Wilde Nº 450, Dpto. A, Vª Soledad, C.P. 4400, Salta, Argentina. Cel.: +54(0387) 155313698 Email: jfdelmoral@gmail.com


El conocimiento sobre la ocurrencia y distribución de los grandes carnívoros presentes en las Provincias de Salta y Jujuy, del noroccidente argentino, se caracteriza por ser fragmentario e incompleto. Con seguridad, esto se refleja claramente con el oso de anteojos ó andino (Tremarctos ornatus); el más polémico taxón de la región; cuya presencia pasada y actual se ha debatido mucho en la literatura. Reportándose sólo recientemente indicios indirectos fehacientes de su existencia actual, en el país.

Con el objeto de aportar a dicha problemática, se efectuaron relevamientos de 7 días aproximados de duración. A  pie y a caballo, en dos Sitios de Estudio (SE) ubicados dentro de la Reserva de Biósfera de las Yungas (RBYUN); que abarca una superficie de 13.287, 20 km2, de Selva Tucumano-Oranense ó Yungas entre ambas provincias. Los SE se escogieron, en función de su buen estado de conservación, la baja ocurrencia de actividades antrópicas (extracción maderera, pecuarias, petroleras), y sus altitudes, y estructura florística tentativas para el muestreo de la especie. SE1  se situó en las Serranías de Mesada, al Noroeste de Salta; y  SE2 en Esquina de Naranjo, al Sudeste de Jujuy. Con 25 km2 de extensión cada uno, aproximadamente.

Por cada SE, se establecieron 2 transectos líneales de muestreo de 5 km de longitud. Los perfiles generales de los mismos, describían en el terreno,  un gradiente altitudinal: río-arroyo-playa-piedemonte selvático-selva montana y cresta de la serranía. Estos se recorrieron luego, en búsqueda de diferentes indicios indirectos de actividad del oso. El levantamiento y documentación de los datos, se efectúo mediante la georeferenciación (coordenadas geográficas, altitud) con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS), además de caracterizar las variables ambientales, en área de influencia de los registros: Distancia líneal a fuentes de aguas estacionales y permanentes, y caracterización estructural de la vegetación.

Los datos, se discriminaron en función de tipo (Huellas, Arañazos, Comederos, Dormideros y Heces). No obstante, salvo raras excepciones, todos los tipos de registros se levantaron en función de otro que aportara evidencia más directa, excepto las huellas que son inconfundibles. Asegurándose de este modo, que no se estuvieran asignando evidencias correspondientes a otras taxas. También se recogieron muestras biológicas, para análisis ultraestructural y dietario: pelos y heces. Las colectas se hicieron en sobres de papel aluminio los primeros; y bolsas de papel descartables las últimas, conservándose en seco con Silika-Gel y controlador de húmedad, para evitar  proliferación fúngica.

Se obtuvieron 26 registros nuevos de oso, en total entre ambas SE. De las 4 unidades de vegetación, consideradas para las Yungas, los datos se ubicaron solo en tres: Selva Montana, Bosque Montano y Pastizales de Altura. Con altitudes entre los 1.200 a 2.000 msnm. El punto, más austral fue a los 24º S. Se llevan registradas, sumando este trabajo, 16 especies de plantas consumidas por el oso en la región. No se registraron conflictos con la ganadería trashumante de ambas zonas, pobladores sí reportaron la depredación ocasional de maizales.

Se concluye, de acuerdo a observaciones de campo, y dado que la región representaría el límite más austral de su distribución, además que se trata de un hábitat menos productivo que otros de su rango; que el oso andino tendría densidades muy bajas en la misma. Contrariamente a lo que sucede con otros grandes carnívoros, en el sitio de estudio. Por último, se señala  la vital importancia del establecimiento urgente del corredor RBYUN con la Reserva de Flora y Fauna de Tariquia (Tarija, Bolivia); de más de 13.400 km2 , para frenar su fragmentación en la cuenca alta del río Bermejo; asegurando el flujo génico natural de esta población en el límite sur de su distribución.

Presione aquí para descargar la versión
PowerPoint de la presentación (20.4 Mb).